El “Shock” Educacional

Foto blog2By: Bárbara Loedel Rois

Shock educacional fue lo que sentí unos cuantos días después de haber comenzado mis clases de maestría en la universidad en Londres. De acuerdo con el diccionario de Oxford, la palabra Shock hace referencia a un evento o experiencia repentina que genera sorpresa, enfado, preocupación, angustia o ansiedad; en definitiva, sugiere una experiencia negativa. Tal vez, esta palabra se ha oído más cuando alguien habla del Shock Cultural refriéndose a ese contacto o exposición con otra cultura que es diferente a la de nosotros ya que tienen diferentes tradiciones en cuanto a la comida, vestimenta, religión entre otros con las cuales no estamos muy familiarizados.

Si bien es cierto que estaba consiente que renunciar a mi trabajo en Colombia, cambiar de país y empezar una nueva aventura ya suponía una necesidad de adaptación, no me imaginé que fuera a sentir ese shock educacional. Yo terminé mis estudios de pregrado en el 2004, es decir hace 10 años y luego casi dos años después mientras estaba en mi primer trabajo comencé mi especialización terminándola en el 2007. Durante los años siguientes debido a mi trabajo, realicé una serie de cursos y actualizaciones lo cual me hizo suponer cuando tomé la decisión de volver a la universidad a estudiar tiempo completo luego de 10 años de mi primer grado, el cambio no me iba a generar tanto impacto. Sin embargo me encontré primero, con que mis compañeros de estudio eran entre 6 a 10 años menores que yo, que ninguno venía de Sur América y que por supuesto tenían conceptos académicos y herramientas tecnológicas para sus estudios mucho más avanzadas que las que yo tenía o había pensado.  Lo segundo, fue darme cuenta que en cada materia de la maestría tenía una lista de referencia de libros que excedían del número 30 y la tercera fue cuando a medida que fui avanzando en las clases sentí que aunque la hoja de vida de los profesores era impresionante, lo que veía en clase y en sus presentaciones eran conocimientos más bien ´básicos´ por decirlo de alguna manera o superficiales. Sin embargo a medida que nos fueron dejando algunos trabajos, me di cuenta que en realidad me estaba enfrentando a una nueva metodología de estudio a la cual, por lo menos en mi generación, no estuve expuesta y esto era a pensar críticamente lo que aprendía. En mi época, estábamos acostumbrados a que el profesor nos daba todo el material y nos trasmitía todos sus conocimientos y nosotros aprendíamos tomando todas las notas posibles. Sin embargo, acá ya el material de la presentación está previamente subido a la intranet así que no tiene mucho sentido anotar en un cuaderno lo mismo que puedes imprimir, más bien se trata de oír, entender y el gran cambio en el aprendizaje no está en quedarte con lo que te dice el profesor sino en lo que lees e investigas por tu cuenta y esto lo hacen con el objetivo de ayudarte a generar tu propio entendimiento de las cosas. Al principio desilusiona un poco porque esperas que los profesores y estas eminencias te den todo! Pero lo que te dan es una primera base para que en realidad tú comiences a pensar  y no actuar como un robot al que se le carga información. Para mi aun cuando sigo adaptándome a esta nueva metodología y haya sentido ese shock educacional, creo que ha sido al contrario, una experiencia tremendamente enriquecedora y me ha ayudado a cambiar mi perspectiva en cuanto a la educación en Colombia y a mi pensamiento en cuanto a mi vida personal.

Hace unos días vi en un periódico colombiano el título de ´Colombia, entre los últimos puestos del ranking de Educación de la OCDE´ y luego busqué en que puesto estaba el Reino Unido y aunque sin sorprenderme mucho encontré que este se encuentra entre los países mejores calificados por encima del promedio mundial. Entonces, si se puede pensar en que la educación y el estilo de educación va relacionado con el desarrollo de un país y que este shock lo que nos dice es …tenemos muchas cosas que llevar a Colombia!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *